martes, septiembre 11, 2007

Todos los trenes van al Cielo

Todos los trenes van al Cielo,
los pasajeros sin destino,
todos los poetas muertos
encuentran su camino.

Todos los trenes van al Cielo,
los inmigrantes sin papeles
el camino del infierno
lo recorren dos veces...

No está de más
sentirse solo,
quedarse con lo puesto...
y nadie ha reclamado
ni un juguete roto
ni qué niño muerto...

el miedo es libre, amigo,
nadie quiere subirse
a trenes sin destino...
ya sabes el motivo,
las ambulancias tristes
conocen el camino...
ningún mensaje llega a tiempo,
y todos los trenes van al Cielo...


Todos los trenes van al Cielo,
ya somos menos, si haces cuentas,
en el Paraíso hay un cartel de "lleno"
colgando de la puerta...

Todos los trenes van al Cielo,
los que se quedan son tan pocos,
y aunque en la calle ya amanece
el sol no sale para todos...

No está de más
sentirse solo,
quedarse con lo puesto...
y nadie ha reclamado
ni un juguete roto
ni qué niño muerto...

el miedo es libre, amigo,
nadie quiere subirse
a trenes sin destino...
ya sabes el motivo,
las ambulancias tristes
conocen el camino...
ningún mensaje llega a tiempo,
y todos los trenes van al Cielo...




Se cumplen ya 6 años del atentado de las torres gemelas y 3 años y medio del atentado de Atocha.
Hay gente que ya lo sabe. Yo tomaba el tren hasta Atocha todas las mañanas, llegaba a la estación a eso de las 7 y media y me cambiaba de vía, para subirme en el tren de La línea de Guadalajara camino de Nuevos Ministerios. Toda la semana habíamos llegado tarde a Atocha por problemas mecánicos, pero ese día llegamos justo a la hora: las siete y media. Me cambié de vía y me subí en el tren. A las siete y treinta y dos. El siguiente tren ya no llegó.

Esta vez pasó de largo.

Esto no es más que un recuerdo para todos los que se fueron, para todos los que se quedaron, para todos los que nos echamos a la calle el día 12 para caminar juntos bajo la lluvia.

8 comentarios:

pilar dijo...

Mejor no dejo palabras aqui. Y dejo solo un besito suave en tu mejilla si me dejas y en este coment , que para este no tengo que pedir permiso.

Pilar.

eFe dijo...

y hoy, dani, no sé qué decir




un beso enorme!

Carmen Moreno dijo...

Me alegro tanto de que cogieras ese tren y no el otro... También a mí me has dejado sobrecogida. Uf...

No sé si todos los trenes van al cielo. Ni si quiera sé si hay cielo, pero, si lo hay, está en ti. Te echo de menos. Echo de menos hablar contigo, echo de menos tu sonrisa.

Tesequiere

zoe dijo...

HOLA MINIDANI. Q TE ECHO DE MENITOS MI PEZQUEÑIN. Q ME ALEGRO DE TENERTE CERQUITA, AUNQ SEA EN LA DISTANCIA. Q SÉ Q SIGUES AHI. Y TE RECUERDO Q YO SIGO AQUI, SIN DAR POR HECHO Q LO SABES. TE RECUERDO PARA Q NO LO OLVIDES, PARA QUE LO SIENTAS Y TE DE CALORCITO POR DENTRO. BESOS Y APERTAS DE ESAS Q NOS CARACTERIZAN A LOS BAJITOS. MUAKA

Angela dijo...

Pasaba por aqui, y leyendo esto he recordado esa mañana... Mucha gente q conozco cogia ese tren... Por fortuna los profesores decidieron hacer huelga ese dia...

Me alegro muchisimo de q ese dia tu tren llegara a la hora...

Un beso muy fuerte y un abrazo...

norte dijo...

pilar... gracias niña.que sepas que la gente de este blog y alrededores conmigo nunca no tiene que pedir permiso, para ciertas cosas soy un chico fácil ;)
besiños!

efe... otro grande pa ti. a ver si coincidimos pal mes que visito de nuevo la tierra :)

-carmiñaaaa... yo si que os echo de menos, últimamente no tengo tiempo para ná pero si me adjuntais prometo visita pal mes que viene :D
-zoe... cómo que pequeña...? tú eres muy grande niña.

se os quiere a ambas las dos.
besiños e apertas democráticamente repartidos

ángela... no ves como ir a clase no puede ser bueno? ;) mil gracias niña es_ma, a ver si el señor d a vuelve a venir porque parece la única manera de que coincidamos todos. besiños para usted y salúdeme a su señor novio

zoe dijo...

donde hay q adjuntarle Mr North? Adúnteseme usted en el próximo e-vión y encorriendo pacá.

Diario de una vida por contar... dijo...

Todos los dias cogía ese tren, en Torrejón de Ardoz hasta Nuevos Ministerios, todos los días menos ese, mi padre me llevó...pero creo que algo de mí se fué en ese tren.
Besos